post-image

La apuesta empresarial por la RSC

Formación fecha 29 julio 2019


En el mundo empresarial hace ya mucho tiempo que se habla acerca de la importancia de contar con la Responsabilidad Social Corporativa o RSC en el desarrollo de negocio de la empresa.

 

No obstante, aún hay muchas empresas que creen que esto es una pérdida de recursos en vez de una inversión que puede representar beneficios muy interesantes. Una idea ésta que hay que desterrar si juzgamos las ventajas surgidas a través de la implementación de esta estrategia.

 

 

¿QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA?

 

La estrategia corporativa centrada en la RSC se basa en la concienciación de la empresa acerca del impacto social, medioambiental y económico que genera en el entorno, realizando actividades responsables voluntarias tanto a nivel externo como interno y cumpliendo la legislación.

 

La política de responsabilidad social se debe integrar en la estrategia corporativa desde el inicio, de manera que todos los activos del negocio la conozcan y actúen en consecuencia. Cuando hablamos de RSC o Inversión Socialmente Responsable, no solo hablamos de ejecutar acciones puntuales medioambientales o caritativas, sino que debe ser la base de la cultura y la filosofía de la empresa y su objetivo ha de ser reforzar la imagen de la empresa a través de acciones que favorezcan la transparencia de la misma.

 

Una imagen reforzada que, por último, permita mejorar la dinamización comercial de la empresa, su crecimiento económico y garantizar su sostenibilidad.

No obstante, la puesta en marcha de este tipo de estrategias tiene otra serie de ventajas que las empresas deben tener en cuenta:

 

 

VENTAJAS DE LA RSC EN LA DINAMIZACIÓN COMERCIAL DE LA EMPRESA

 

Las ventajas las podemos apreciar a nivel externo e interno, algunas de ellas son:

 

  • Fidelización de trabajadores, aumentando el sentido de pertenencia, y fidelización de los clientes, aumentando la posibilidad de atraer nuevos.
  • Fomenta la innovación.
  • Mejora la reputación de la empresa aportando un valor diferencial importante.
  • Minimiza los costes de producción al minimizar el gasto energético.
  • Mejora y facilita el acceso a nuevos sectores del mercado.
  • Los códigos de conducta reducen riesgos.
  • Aumenta la probabilidad de las contrataciones públicas y favorece la candidatura a reconocimientos y premios.
  • Atrae a nuevos inversores.

 

 

IMPORTANCIA DE LA RSC EN LAS ESTRATEGIAS CORPORATIVAS

 

En un momento en el que la globalización está más patente que nunca, la conciencia de un futuro mejor del que nos beneficiaremos todos es uno de los grandes motores.

Por este motivo, las empresas toman también conciencia acerca del papel que juegan en materia del desarrollo sostenible y se ocupan de generar acciones proactivas buscando las inquietudes de grupos de interés para desarrollar soluciones de forma voluntaria.

 

En los círculos empresariales, a las organizaciones les importa el impacto que produce su actividad a cualquier nivel de la sociedad o en el medio ambiente.

 

La RSC se puede ampliar a la forma en la que funcionan las empresas en materia de prácticas de trabajo, derechos humanos, empleo, lucha contra el fraude, protección de la salud o interés de los consumidores. Con todo esto, el objetivo de las empresas se ha trasladado de la economía a los fines sociales.

 

La formación, la transparencia, los recursos que se emplean en investigación, el fomento de un consumo responsable o la innovación son los elementos fundamentales que caracterizan cómo funciona una RSC.

 

Para desarrollar estos principios se tiene en cuenta tanto la legislación internacional como la nacional y se dirige a todos los departamentos de una organización. Por otro lado, hay que destacar que se orienta a la satisfacción de las necesidades y expectativas de los grupos de interés.

 

No obstante, hay que ser conscientes de que la Organización y su equipo directivo no son los únicos responsables de llevar a cabo estas acciones, sino que es responsabilidad de todo el equipo humano. Deben implicarse y ser el altavoz de la empresa de cara al público. De este modo, los trabajadores serán partícipes de las acciones positivas que realiza su empresa.