post-image

¿Qué influye en la capacidad de una terminal portuaria?

Ingeniería fecha 21 enero 2020


La capacidad terminal portuaria depende de una serie de factores que, al igual que en todas las obras de ingeniería civil, determinan el volumen de actividad que se registra.


Los puertos del Estado aportan un 20 % del Producto Interior Bruto (PIB) español. Por eso, cada uno de estos factores es básico para la rentabilidad y los precios que se fijan en cada instalación.

Factores que determinan la capacidad terminal portuaria

El término capacidad hace alusión, en este caso, al volumen de carga que se registra en un determinado periodo en una instalación portuaria. Hay un conjunto de factores que influyen en ella. Concretamente, son los siguientes:


Enlaces de transporte y tamaño de las puertas

El tamaño, la gestión operativa y la calidad técnica de las puertas de entrada y salida de la terminal, junto a las conexiones con los medios de transporte con los que se vayan a conectar, son elementos que definen la capacidad del puerto para dar entrada y salida a mercancía.

Es básico que haya enlaces por carretera, ferroviarios, etc., para que la mercancía fluya con la velocidad adecuada. Este factor es un claro indicativo del tamaño y la capacidad portuaria.

Volumen de carga y descarga

La capacidad de un puerto también viene determinada por su volumen de carga y descarga. Este factor se refiere a la cantidad de mercancías que esta infraestructura puede gestionar, tanto de entrada como de salida. Influyen en este indicador la capacidad de las infraestructuras, las instalaciones, y los recursos humanos y materiales.

Otro factor que determina ese volumen de carga y descarga es el relacionado con el número de líneas de atraque, su longitud y del número de amarres.

Eficacia en la gestión

La capacidad también está condicionada por la eficacia en la gestión de las líneas, la normativa que se aplica, y la agilidad de la carga y descarga.

Esto incluye la buena gestión del depósito de almacenamiento, es decir, de la cantidad de mercancía que el puerto es capaz de almacenar en sus propias instalaciones.

De hecho, las dimensiones del puerto, sus slots y el espacio de almacenamiento son aspectos básicos para determinar la capacidad portuaria.

Todos estos factores están íntimamente relacionados entre sí. Por lo tanto, si uno de ellos falla, el resto no puede alcanzar su máxima capacidad.

Es decir, la capacidad de la terminal portuaria depende de la capacidad del factor menos desarrollado, porque este será el que limite al resto.

 

Los puertos: obras de ingeniería civil de una importancia vital

Los puertos son grandes obras de ingeniería civil, que contribuyen a la creación de gran parte de la riqueza de un país. Sin ellos, no sería posible gran parte del transporte de mercancías que se realiza. No obstante, su labor está estrechamente ligada a la calidad y la capacidad de las redes ferroviarias, de carreteras o incluso de los aeropuertos y las redes de gaseoductos y otras canalizaciones.

De hecho, entre los principales problemas a los que se enfrentan los gestores de las autoridades portuarias marítimas es de qué manera y a qué ritmo aumentar y actualizar la capacidad de sus instalaciones, dado que en los últimos años se ha experimentado un crecimiento del comercio de contenedores.

Por eso, a la hora de llevar a cabo obras de ampliación, es necesario recurrir a estudios para determinar cuál es la capacidad terminal portuaria. Es básico planificar el alcance de las obras de ingeniería civil que se quieren acometer, en los puertos que se quieran ampliar.