post-image

Gestión medioambiental en la construcción de puentes

Ingeniería fecha 03 febrero 2020


Gestión medioambiental en la construcción de puentes

 

Siempre existen caminos alternativos para alcanzar cualquier objetivo y donde no los hay se construyen puentes. Pero hasta la forma de construir estos presenta alternativas. Se pueden construir eficientemente o ineficazmente en múltiples aspectos (desde no ser idóneos para su fin a generar unos costes innecesarios). Uno de los aspectos vitales es el de la eficacia de la gestión medioambiental en ingeniería. Para que la construcción de un puente se ajuste a los objetivos de idoneidad con el medio ambiente se deben seguir las indicaciones de la norma UNE-EN ISO 14001.

 

Qué incidencia puede tener la ingeniería civil en el medio ambiente

 

La construcción de una estructura como la de un puente en un entorno natural provoca toda una serie de cambios directos en el mismo. Influyen de forma determinante desde el diseño a la explotación de los recursos próximos, pasando por la repercusión que el puente pueda tener cuando la naturaleza se desborda.

 

La magnitud de las grandes obras de ingeniería civil, que se acometen con frecuencia para sortear los obstáculos en el tendido de vías ferroviarias o grandes autovías, requiere necesariamente de importantes alteraciones del perfil del terreno. Estas alteraciones son provocadas por los necesarios movimientos de tierras que afectan también, desde su misma construcción, a la vegetación natural y a la fauna, pues modifican el hábitat.

 

Así mismo, el proceso supone una importante carga contaminante por la necesidad de utilizar una gran cantidad de combustibles fósiles. Su construcción suele emplear materiales no recuperables como plásticos o aceites y se generan infinidad de residuos.

 

A menudo, no solo se ve afectado el entorno inmediato. La necesidad de aprovisionamiento con recursos próximos desde las canteras puede provocar una sobreexplotación de las mismas, a lo que se suma el necesario establecimiento de plantas de procesamiento de hormigón.

 

Muchas veces estas obras de ingeniería requieren alterar definitivamente el paisaje. Esto provoca efectos colaterales definitivos como la contaminación lumínica y acústica, la alteración de los cauces de ríos o la apertura de nuevas vías que pueden recoger aguas y conducirlas hacia lugares a los que hasta ese momento no se dirigían.

 

La gestión medioambiental en ingeniería de puentes

 

Como principios fundamentales se han de seguir cuatro premisas:

  • Prever desde el diseño y la planificación la menor alteración posible del entorno y en el menor tiempo.
  • Restituir todo lo alterado en el entorno natural a la situación preexistente con la mayor fidelidad posible.
  • Optimizar la utilización de recursos contaminantes para emplear los mínimos necesarios.
  • Establecer un plan de gestión de los residuos respetuoso con el medio ambiente.

Una gestión óptima ha de procurar no solo reconstruir el perfil del terreno, sino reponer la vegetación autóctona que existía. Todo ello con el fin de recrear el hábitat natural precedente, capaz de ser repoblado por la fauna local y necesario para las especies migratorias. Esto no solo debe limitarse al área directa de impacto, sino a todo el entorno afectado por la construcción, que incluye los puntos de aprovisionamiento, las plantas de producción, las adecuaciones de terrenos necesarias para la logística y los caminos habilitados para las obras.

 

Además de todas estas cuestiones, es fundamental poner una especial atención al tratamiento de las aguas residuales. Muchas de ellas son derivadas de procesos como el lavado de plantas y medios de transporte, y al posible impacto sobre los acuíferos y el suelo por la permeabilidad del mismo.

 

La norma ISO citada en referencia inicial se encamina a establecer una serie de pautas y recomendaciones para la correcta gestión medioambiental en ingeniería. Destaca la importancia del respeto al medio ambiente en unas obras que, por sus múltiples repercusiones y envergadura, pueden provocar serios daños irreversibles si no se toman las medidas pertinentes o se parte de un diseño inadecuado o una planificación descuidada y deficiente.