post-image

¿Cómo atraer al mejor equipo de profesionales para tu farmacia?

Salud fecha 24 agosto 2021


Los candidatos se han convertido en el centro del proceso de selección laboral. En la farmacia, esto implica multitud de vacantes y un limitado número de personal especializado. Esta relativa escasez de oferta hace del employer branding un elemento crucial para captar talento, mantener empleados felices y no quedarse atrás en la innovación en recursos humanos.

 

 

¿Qué es la marca empleadora?

 

Para que un candidato se postule a una oferta de trabajo, operan una serie de variables similares al momento de hacer una compra. La persona sopesa diversas características, compara, analiza y, finalmente, toma una decisión. Si el branding es importante para vender, es tan o más fundamental para contratar.

 

Esto demanda de las empresas actuales un proceso de adaptación al mercado de trabajo. Ya no solo compiten por la venta de productos, sino también por el talento. En ese sentido, requiere de técnicas innovadoras y esfuerzo conseguir que los profesionales tengan como referente a una marca empleadora. No basta con ofrecer buenos salarios.

 

 

Innovación para avanzar en la búsqueda del empleado ideal

 

Otro condicionante del mercado de trabajo moderno es el de la sobrecualificación de muchos perfiles. En ese sentido, los profesionales se sienten en la potestad de elegir su sitio de trabajo y esperan un trato óptimo, aun cuando son candidatos.

 

De eso se trata la candidate experience y es importante procurar que sea lo mejor posible.

 

Según el informe Infoempleo 2019 Talento Conectado, nuevas realidades en el mercado de trabajo, el 17 % de los encuestados no volverían a inscribirse en otra oferta de empleo de la compañía en la que han tenido una mala experiencia y hasta un 91 % lo comentaría en sus redes sociales.

 

Para evitar un encuentro desafortunado, la farmacia debe desplegar una comunicación cercana, personalizada y fluida con los candidatos. Resulta de mucha importancia llamarlos siempre por su nombre y evitar la rigidez corporativa.

 

 

Pescar empleados en el mar de perfiles

 

Dada la enorme cantidad de profesionales, su elevada preparación y criterios a la hora de elegir, resulta crucial estar donde ellos estén. Ese lugar son las redes sociales, que en los últimos años se han consolidado como un lugar de interacciones laborales. Facebook y LinkedIn son las más utilizadas, pero hay otras con mucho potencial.

 

La industria farmacéutica puede beneficiarse de una diversificación de perfiles en redes sociales. Después de todo, las boticas prestan un servicio público que puede encajar muy bien con los jóvenes en redes como Instagram o TikTok. En dichas plataformas, es común encontrar información sanitaria con tono informal, amable y cercano.

 

 

Terreno de la farmacia para mejorar y diferenciarse

 

Aunque es raro encontrar empresas que no dispongan de redes sociales, sí es frecuente que no trabajen su employer branding en ellas. Cuestiones tan sencillas como publicitar las vacantes disponibles o los beneficios de trabajar en la empresa pueden suponer un incentivo trascendental en los candidatos. El hecho de que haya errores tan comunes facilita que la empresa innovadora sea la que consiga los mejores empelados.

 

> Ofrecer feedback y más detalles

 

Por otro lado, existen dos grandes ramas en las que la mayor parte de las empresas fallan. De acuerdo con Infoempleo, un 68% de los profesionales en busca de empleo consideran que las compañías tienen que mejorar el tiempo de respuesta a las candidaturas. En ese sentido, un 53 % de ellos tacha como insuficiente la información ofrecida sobre las ofertas y los procesos de selección asociados.

 

> Preguntar por el punto de vista del candidato

 

De acuerdo con el mismo informe, solo a 2 de cada 10 postulantes se les pregunta por su perspectiva sobre el proceso de selección. Basta con realizar una pequeña encuesta para mejorar considerablemente la imagen de marca entre los profesionales. Se sentirán valiosos y recomendarán la vacante a sus homólogos, lo que mejora la globalidad del employer branding.

 

> Tener una marca empleadora de vanguardia equivale a valiosos beneficios

 

¿Cuánto cuesta ser reconocido como el mejor lugar para trabajar?, ¿cuánto vale ser admirado por empleados y candidatos gracias al trato diferenciador recibido? Los beneficios de una buena marca empleadora son innumerables

 

> Retener el talento

 

Si existe una noción de prestigio en el lugar de trabajo, quienes ya laboran en él se sentirán mucho menos incentivados a abandonarlo. Esto repercute en una mejora de la eficiencia, así como en la conformación de equipos a largo plazo.

 

> Un torrente constante de candidatos

 

Para una empresa farmacéutica, contar con una bolsa de trabajo disponible es una ventaja competitiva crucial. Le permitirá mantener el engranaje en funcionamiento, sin que ningún empleado se sobrecargue de trabajo por vacantes de larga duración.

 

En conclusión, por todos estos motivos, una empresa farmacéutica que aspire a estar en el siglo XXI tendrá que innovar para adaptarse. Consolidar una marca de empleador de prestigio será uno de los primeros pasos. Para lograrlo, es menester aumentar la presencia en el mundo digital. Es ahí donde tiene que estar la farmacia de éxito en los tiempos venideros.