post-image

Cuestiones clave para la innovación empresarial

Lo último fecha 30 septiembre 2019


La innovación empresarial se ha convertido en el “debe” de todas las empresas. Una innovación que no debe pensarse como un recurso de las grandes compañías con presupuesto para ello, sino como una herramienta al servicio de todas las organizaciones para poder ganar en agilidad y competitividad en mercados altamente competitivos.

Para aplicar la innovación dentro del ámbito empresarial es vital que tanto los empleados como los responsables tengan en cuenta ciertos factores; factores, cuyo entendimiento oportuno les permitirá aprovechar al máximo sus acciones I+D. Se trata, al fin y al cabo, de dar respuestas a algunos interrogantes destinados a inferir el impacto de la implementación de soluciones novedosas a sus necesidades de siempre y a las de sus clientes.

No hay que olvidar, en este sentido, que el cliente marca el ritmo del mercado y es a él, por tanto, a quien hay que dirigir la mirada a la hora de plantear cambios en la compañía.

 

CÓMO MEJORAR LA APLICACIÓN DE LA INNOVACIÓN EMPRESARIAL

Por tanto, existen algunas cuestiones troncales que deben tratarse antes de lanzar un plan de desarrollo basado en la innovación.

¿Qué contenidos, productos o servicios espera el público objetivo?

Es necesario que las empresas interesadas realicen un seguimiento de sus clientes potenciales, para conocer detalladamente sus gustos y sus usos de compra en pos de establecer una línea de actuación más efectiva. En este sentido, conocer las nuevas tendencias que surgen en el propio sector puede ayudar a encontrar formas alternativas de adherirse a las mismas.

Otra de las alternativas es controlar las conversaciones que se generan en diferentes espacios digitales, así como los comentarios emitidos por los seguidores en las redes sociales, en los blogs y las páginas web de iniciativas de la competencia. Igualmente, se puede obtener retroalimentación de la información recibida mediante el correo electrónico, encuestas y foros de discusión.

Para crear nuevos productos relevantes y satisfacer mejor los requerimientos de los usuarios se debe estar al tanto del significado que les dan a las palabras, del lenguaje que emplean para referirse a las cosas y de sus sugerencias, sean explícitas o no.

¿Cuáles son las debilidades que presenta la competencia?

También resulta fundamental determinar las debilidades de otros negocios del sector o las áreas en las que están menos desarrollados. Esta información se puede emplear para diseñar acciones internas que resuelvan tales carencias con ayuda de la creatividad.

Tomando como referencia los comentarios negativos y las críticas de los clientes de la competencia, se pueden generar vías de investigación que traten de contrarrestar las insuficiencias detectadas.

¿De qué forma se puede proporcionar más valor a los clientes mediante la innovación?

Uno de los objetivos principales de la evolución empresarial innovadora es agregar valor a los productos y servicios. Así, un nuevo proceso comercial o de atención al cliente que introduzca elementos inéditos puede contribuir a fidelizar a un cliente que, de otro modo, valoraría el trato recibido de manera indiferente.

Gracias a una perspectiva innovadora se pueden detectar deficiencias en el porfolio de productos y servicios y establecer nuevas líneas de producción y prestación, respectivamente, que permitan batir a la competencia. Para verlo más claro, dentro del ámbito digital se pueden encontrar ejemplos muy notorios de agregación de valor, como es el caso del área de clientes, un recurso destinado a facilitar la gestión de los servicios online por parte del usuario.

Lo mismo sucede con otros elementos como el packaging, que actualmente es el campo de batalla de los negocios e-commerce en su lucha por entregar más valor a partir de una inversión mínima. La personalización, después del primer boom digital y su falta de cercanía, parece ser la clave para ganarse el corazón de un público ávido de ser sorprendido.

 

LA INNOVACIÓN, UNA FILOSOFÍA EMPRESARIAL EN AUGE

Así pues, la innovación tiene un papel clave en las organizaciones actuales. Un protagonismo al servicio del refuerzo de las capacidades comerciales de cualquier empresa para lograr, con mayor facilidad, que las personas se sientan atraídas por su marca.

De esta forma pueden incrementar su rentabilidad y mejorar su reputación frente a otras organizaciones del sector. No obstante, orquestar este tipo de esfuerzos (que suponen la adopción de una nueva cultura empresarial) no resulta sencillo sin la intermediación de una consultora especializada.