post-image

¿Cómo tratar las debilidades de la empresa?

Lo último fecha 21 octubre 2019


No existe la organización perfecta. Toda compañía tiene en su haber una serie de mejoras que, siendo debilidades propias de la empresa, no deben ser asumidas como algo negativo, sino como una oportunidad de mejora.

Para lograr esa reconversión, es necesario que la planificación estratégica de la empresa contemple el continuo análisis de la misma, una revisión en la que las debilidades y las áreas de mejora se puedan convertir en fortalezas y ventajas competitivas.

Es importante, por tanto, detectar los puntos débiles para neutralizarlos o eliminarlos. Y en este punto, es de crucial importancia ser capaces de apoyarnos en los consumidores, en el público objetivo al que nos queremos dirigir siendo capaces de presentar un mínimo producto viable y determinar estos fallos de una manera ágil y menos costosa que si lo hiciéramos lanzando al mercado un producto final ya establecido y con un coste de diseño y producción que ya no se puede revertir.

 

ESTRATEGIA PARA ABORDAR LAS DEBILIDADES Y CONVERTIRLAS EN VENTAJAS

Antes de implementar estrategias de posicionamiento y branding, es primordial que la dirección general de toda empresa tenga una fotografía completa del estado de la compañía, sus fortalezas, amenazas, debilidades y sus oportunidades de mejora.

A la hora de llevar a cabo estrategias para una empresa, la matriz DAFO es una de las más útiles y usadas. Es un método de análisis empresarial fácil y muy eficaz, ya que permite decidir sobre el futuro de una compañía.

Este análisis interno y externo debe cubrir toda la capilaridad de la empresa, independientemente de cuáles sean su área de negocio, tamaño o actividad. Además, aporta una gran cantidad de ventajas a la compañía, potenciando las fortalezas, minimizando las debilidades y consiguiendo nuevas oportunidades, así como detectando amenazas. De esta forma, se consiguen producir nuevas ideas y se mejora la reputación empresarial.

Para abordar las debilidades y convertirlas en ventajas competitivas la mejor manera de actuar es ser proactivo, aprender de los errores y potenciar los puntos fuertes. Se trata de detectar los elementos que han impedido que se llegue a unos objetivos establecidos y, posteriormente, mejorarlos. Si no se detectan a tiempo las debilidades de una empresa, estas pueden ser un gran riesgo para la viabilidad, eficiencia y sostenibilidad de esta.

 

CÓMO REVERTIR LA SITUACIÓN Y POTENCIAR LAS FORTALEZAS

Es importante revertir la situación y eliminar las debilidades para que no pasen factura a la organización a largo plazo.

Para ello, es necesario, como hemos mencionado anteriormente, que las empresas sean capaces de potenciar estrategias Lean StartUp, como es el lanzamiento de un mínimo producto viable, también llamado Mockup en algunos ámbitos, para poder testearlo antes del lanzamiento final sin incurrir en más inversión.

Además, es preciso que exista una planificación estratégica previa, así como un análisis para complementar las mejoras en el producto/servicio con una mejora en la reputación e imagen de la empresa. 

También es importante que haya sintonía entre los socios, trabajadores y directivos para ir todos en la misma dirección y tener información de valor al alcance de todos. Además, tener un plan de negocio definido y solvente también es una forma de crecer, mejorar y ser más fuertes a nivel empresarial. Trabajar conjuntamente ayuda a conseguir los objetivos establecidos y fomenta el éxito de la empresa.

Tratar las debilidades con serenidad, objetividad y con mucho trabajo es el primer paso para solventarlas. Si no se hace así, los competidores pueden aprovecharlas y usarlas en beneficio propio. Herramientas como los planes de acción y la formación son claves para mejorar los puntos débiles.

 

ADMITIR Y ABORDAR LAS DEBILIDADES ES LA CLAVE

Cuando hay una situación de crisis, es fundamental asumir los errores y la responsabilidad, mostrar transparencia y humildad, y ser capaces de darle la vuelta a la situación. Los clientes esperan de la empresa que asuma riesgos y consecuencias; una marca que sea honesta y humana tiene muchas más probabilidades de éxito.

Conocer las debilidades de la empresa es fundamental para poder mejorarlas o eliminarlas. Detectar las diferentes deficiencias será la clave para cambiar el enfoque los objetivos, de la campaña o de un proyecto en su totalidad. Las reuniones o sesiones de grupo en una empresa pueden ayudar a un negocio a identificar las áreas más débiles y a detectar oportunidades de mejora.