post-image

¿Cómo serán las baterías de los móviles del futuro?

Ingeniería fecha 25 noviembre 2019


Si hay un elemento que ha cambiado la mentalidad tanto de consumidores como de empresas, ése ha sido el móvil. Sin embargo, el uso constante que hacemos de esta herramienta ha suscitado un nuevo reto: mejorar la duración y calidad de las baterías. En esta era digital, el desarrollo tecnológico en el ámbito de los teléfonos inteligentes ha conseguido dispositivos más eficientes y con múltiples prestaciones. Mientras tanto, las baterías siguen presentando una duración muy limitada y numerosos inconvenientes para el usuario.

Por esta razón, en los últimos años, la innovación tecnológica aplicada al sector de la comunicación está centrándose en desarrollar y optimizar nuevas baterías para móviles. Los chips y los sistemas operativos son cada día más eficientes y consumen menos energía, pero, aun así, la mayoría de los móviles deben ser recargados al menos una vez al día. Esto podría cambiar en breve.En poco tiempo, la energía de los smartphones podría recargarse en cuestión de segundos y durar meses. 

¿Cómo serán las nuevas baterías para móviles?
Es difícil saber la fecha en la que se dispondrá de baterías más duraderas, pero los esfuerzos de las empresas tecnológicas están centrados en este aspecto.
Hay que destacar, en este sentido, que cada día hay más vías para recargar los móviles. Desde los bancos de recarga dispuestos en las grandes superficies hasta muebles y automóviles que incorporan esta función por vía inalámbrica, la omnicanalidad también se refleja en este campo.

Están comenzando, también, los trabajos de investigación adelantados para conseguir avances tan sorprendentes como, por ejemplo, la carga por aire, con arena o por gomaespuma. ¿Cuándo llegarán estas mejoras a los móviles de los usuarios?
Estas son algunas de las innovaciones que podrían estar operativas en el futuro:


1. Cargador solar transparente
Ya se han probado teléfonos que llevan instalados paneles solares transparentes sobre la pantalla. Esto permite la carga mediante la exposición al sol o a otras fuentes de luz.


2. Energía generada por contacto
Hay pruebas científicas para generar corriente eléctrica por el contacto de dos materiales y, a partir de ahí, producir energía. Pueden pasar muchos años hasta que esta idea se haga realidad, pero el propio portador de un móvil podría ayudar a su recarga con el mero contacto con su dispositivo.


3. Batería de arena
Hay estudios sobre un tipo alternativo de batería de iones de litio que utiliza silicio. Podría triplicar el rendimiento de las de iones de litio de grafito actuales. Sigue siendo de iones de litio, como la que se encuentra en cualquier teléfono inteligente, pero utiliza silicio en lugar de grafito en los ánodos.
Como el silicio se degrada rápido y es difícil de producir en grandes cantidades, se recurre al uso de arena para potenciar el rendimiento y, potencialmente, la vida útil de las baterías.


4. Baterías que nunca se agotan
Gracias a los nanocables, unos cables de extrema delgadez, se podrían conseguir baterías prácticamente eternas. Hasta ahora, no obstante, los experimentos no han conseguido un sistema que se pueda comercializar.


5. Baterías de gomaespuma
Hay compañías que apuestan por las baterías en 3D con un sustrato de espuma de cobre. Con ello se logran recargas más seguras, gracias a que no tienen electrolitos inflamables, y una vida útil más larga, una carga más rápida, menos costes de fabricación y un tamaño inferior al de las actuales.


6. Baterías plegables
Se usarán en dispositivos flexibles. Las que se están probando, si llegan a comercializarse, podrán plegarse y serán resistentes al agua, lo que significa que se podrán integrar en la ropa y en los dispositivos portátiles. Este método ya ha sido, incluso, probado con éxito.

Con suerte, pronto se verá este tipo de innovación tecnológica en los teléfonos y estas nuevas baterías para móviles serán una realidad, lograda por el desarrollo tecnológico.