post-image

¿Qué es el Dropshipping y cómo aplicarlo a tu negocio?

Lo último fecha 02 enero 2020


Vender con stock cero, ese ha sido el objetivo perseguido desde hace décadas por la mayoría de las empresas. La idea, procedente de Japón, busca reducir o eliminar aquello que no agrega valor: los costes no productivos que supone mantener un almacén de productos. 

 

Los nuevos modelos de negocio basados en el dropshipping consiguen que el minorista alcance el objetivo, pero la relevancia del proveedor y su eficacia adquieren una magnitud vital para el éxito.

EN QUÉ CONSISTE EL DROPSHIPPING

Se trata de una modalidad de comercio online en la que la tienda se desentiende tanto del stock como de la logística y los envíos, centrándose solo en la comercialización, la atención al cliente y la facturación. Todos los demás procesos son asumidos por el proveedor que se encarga de hacer llegar directamente el producto al cliente con la imagen de marca del minorista.

Aunque este modelo de negocio nace y tiene su principal aplicación en el mundo online, no es impensable aplicar la misma idea a tiendas físicas. De hecho, empresas como Amazon ya han experimentado con este modelo. Se puede ver en las tiendas de tipo pop-up en Madrid que se han abierto tanto en 2018 como en 2019 coincidiendo con fechas señaladas como el Black Friday o la época navideña.

En definitiva, se trata de seleccionar un catálogo o línea de productos que son presentados óptimamente, ofrecidos a los clientes bajo pedido y suministrados en el menor plazo posible.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE ESTE MODELO DE NEGOCIO EN EL MUNDO ONLINE

La principal ventaja, y a su vez el principal inconveniente, de este tipo de negocio es su fácil accesibilidad. Con muy poca inversión cualquiera puede poner en marcha un negocio online de estas características.

Además, existen infinidad de proveedores, tanto multiproducto como especializados en diferentes líneas, que ponen a disposición de los emprendedores y comercios ya en funcionamiento su producto y su infraestructura. Pueden completar el ciclo de venta sin necesidad de que el producto pase por la tienda.

Del mismo modo, se han desarrollado plataformas online como Shopify que se orientan específicamente a la creación de este tipo de tiendas con herramientas tan sencillas que prácticamente cualquiera puede aventurarse a crear un ecommerce bajo el modelo de dropshipping.

Como se puede apreciar, el riesgo de este tipo de negocio es muy bajo en comparación con otros modelos. Tan solo se ha de asegurar la capacidad de servicio del proveedor, así como la calidad de los productos, acorde al segmento de mercado que se pretende abordar; y tener especialmente en cuenta los tiempos y los costes de suministro.

Sin embargo, esta misma facilidad está provocando que la red se inunde de tiendas que ofrecen los mismos productos, con las mismas descripciones y categorizaciones idénticas. Es decir, está habiendo una atomización del mercado.

De esta manera, el posicionamiento SEO, que es fundamental para el éxito de la estrategia de ventas de este modelo, se dificulta tremendamente por la penalización en la duplicación de contenidos y la dificultad de establecer aspectos diferenciales en la estrategia de branding.

ESTRATEGIAS DE EMPRESAS QUE PUEDEN APROVECHAR EL MODELO CON ÉXITO

A pesar de todo, se encuentran muchas aplicaciones de este modelo a diversas estrategias de empresa, sabiendo utilizarlo adecuadamente.

Por ejemplo, puede ser muy adecuado para complementar la oferta de producto de tiendas online convencionales ya posicionadas; una forma de alcanzar nuevos leads, potenciar el engagement e incrementar ventas.

También puede servir como línea de producto secundaria, más económica y de menor calidad, que dé entrada a nuevos clientes que finalmente se dirigirán a la gama más alta. Por ejemplo, en una joyería que incluya una línea de bisutería.

El dropshipping es un modelo de bajo riesgo con múltiples aplicaciones. Por qué no incluso seguir la propuesta de la experiencia pop-up de Amazon con tiendas en las que ver y tocar el producto. Es momento de hacer volar las ideas e innovar.