post-image

Cocreación, la clave para seguir creciendo

Lo último fecha 25 febrero 2020


La cocreación es una nueva estrategia para seguir creciendo a través de la garantía de innovación empresarial. Esta es un área clave, ya que permite mantener la competitividad, crear nuevos productos y garantizar que el talento se encauza de manera adecuada.

 

En un momento en el que los clientes tienen más peso que nunca en los procesos, la cocreación se ha convertido por méritos propios en una estrategia fundamental para desarrollar proyectos envolventes con dichos clientes, lo que va a favorecer la mejora de la imagen de marca, así como la satisfacción y fidelización de nuestros clientes.

 

¿Qué es la cocreación?

 

Hasta hace no tanto, las empresas desarrollaban sus planes de innovación de puertas hacia dentro y sin contar con agentes externos. Esta estrategia fomentaba en cierta forma el secretismo y limitaba la aportación de ideas, ya que éstas tan solo provenían del ámbito de la propia organización. Sin embargo, esta tendencia está girando hacia un entorno más cooperativo, en el que las empresas buscan apoyos más allá de sus muros, concretamente, en su público objetivo y/o en sus clientes, quienes conocen el producto/servicio desde el otro lado del prisma.

 

Así, esta nueva estrategia surge con la intención de potenciar la innovación desde fuera del propio negocio, conseguir diferentes puntos de vista y, de esta manera, generar alguna novedad que sirva para obtener una ventaja competitiva. Esta forma de actuar es más eficiente y reconoce que no todas las respuestas se esconden en el seno de la compañía. Agregar diferentes puntos de vista es la clave, supliendo la carencia y la monotonía de contar solo con las ideas que nacen en el interior de la organización.

 

Ademásesta práctica se lleva a cabo asociándose con instituciones de todo tipo, o consultando directamente a personas interesadas en el sector de la propia empresa. En este sentido cabe destacar la labor de BMW, que recurre a un laboratorio de cocreación en el que los entusiastas del mundo del motor aportan nuevos puntos de vista. Así, consiguen diseñar productos mucho más certeros para satisfacer las necesidades de sus clientes.

 

Razones para cambiar de estrategia

 

Apostar por esta estrategia es hacerlo por abrir las puertas a la creatividad. La primera razón a tener en cuenta es la de contar con diferentes puntos de vista. Esto permite descubrir vacíos en el propio razonamiento de la empresa y maneras distintas de enfrentarse al mismo problema. El contar con la opinión de los clientes, por ejemplo, servirá para conocer los aspectos más problemáticos de un producto; los más avezados llegarán incluso a ofrecer soluciones.

 

Tener en cuenta las ideas que lanzan lleva a un aumento de la confianza en la empresa, ya que esta valora las opiniones que los usuarios han ofrecido. Esta es una razón para cambiar de estrategia de gran importancia. Fidelizar al cliente es siempre una tarea compleja, dada la diversidad de gustos; sin embargo, ahora se les pide que den una muestra de lo que a ellos les gustaría ver. De esta manera, los futuros productos estarán en mayor consonancia con las necesidades que deben satisfacer.

 

Aquí es donde se consigue una ventaja competitiva. La búsqueda de la innovación empresarial no es más que la lucha por la supervivencia dentro del mercado. Conseguir marcar un punto de inflexión con la competencia es más sencillo con esta estrategia. Se añaden nuevas ideas, la fidelización del cliente aumenta, el desarrollo de productos se agilizada y, al final, si todo sale bien, las ventas crecerán y todo el esfuerzo se habrá visto compensado con creces.

 

Por estas razones, hay que tener en cuenta esta estrategia como camino al éxito empresarial. Gracias a ella se consiguen una serie de mejoras, las cuales inciden de manera directa en el crecimiento sostenido de la compañía.

 

En definitiva, la cocreación es una apuesta en firme por conseguir una mejor y más potente innovación empresarial. Este camino nunca es fácil, pero no hay por qué realizarlo en solitario. Sumar esfuerzos con instituciones relacionadas o recabar las ideas de los clientes ayudará a mejorar la competitividad en el mercado.