post-image

Rentabilidad de las placas solares: factores a tener en cuenta.

Lo último fecha 17 noviembre 2020


La rentabilidad de las placas solares ha crecido gracias a la generalización del uso de la energía fotovoltaica, además de la derogación en 2018 de la legislación que penalizaba el autoconsumo, con normas contempladas en el Real Decreto 900/2015. Así, las placas que generan energía solar para las empresas son una vía de ahorro, sostenibilidad, innovación y, por si fuera poco, de alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

 

 

Instalaciones de placas de energía solar en empresas

 

Hay una serie de factores a tener en cuenta a la hora de plantear la instalación de este tipo de sistemas de generación de energía en una empresa. A continuación, se repasan uno por uno.

 

> Rentabilidad

 

La tecnología avanza y, en la misma medida, los costes de instalación se abaratan. Algunos estudios exponen que la reducción en la inversión necesaria para las instalaciones ha sido de un 70 % entre 2010 y 2018. Por tanto, si se suma ese ahorro en costes de instalación al que se produce con la factura de la luz, se calcula que la inversión en un equipo de producción energética de este tipo se puede amortizar en un máximo de 10 años. La vida útil de las placas de energía solar alcanza, por su parte, los 30 años.

 

> Mantenimiento

 

Otra de las ventajas al instalar estos paneles es su reducido coste de mantenimiento. Son estructuras resistentes, que requieren pocos cuidados y que se limpian y reparan fácilmente. No requieren un gran número de trabajos de mantenimiento, ni un control exhaustivo.

 

> Ayudas públicas

 

Este tipo de infraestructuras, tras una época en la que la legislación no les era favorable, han pasado a ser objeto de convocatorias de ayudas públicas para su instalación y explotación. Lo que las convierte en una inversión aún más rentable.

 

> Potencia recomendada

 

Conseguir rentabilidad con un sistema de energía fotovoltaica requiere que la instalación de placas solares disponga de una potencia similar a la que se necesita habitualmente para el funcionamiento de la empresa. De lo contrario, sería necesario combinar la instalación eléctrica convencional con la solar.

 

> Experiencia de décadas

 

Desde hace muchos años hay grandes instalaciones en funcionamiento en nuestro país. Un ejemplo es la plataforma solar de Almería, que no solo lleva a cabo numerosos proyectos de investigación y desarrollo, sino que pone sus conocimientos a disposición del tejido productivo. Este es, quizá, uno de los principales retos de las empresas ante el nuevo horizonte, teniendo en mente el objetivo de la descarbonización de la economía y la utilización de energías limpias. Está claro que la energía renovable es una inversión rentable para empresas innovadoras.

 

> Paneles

 

Los paneles de energía fotovoltaica más comunes oscilan entre un 15 % y un 20 % de eficiencia. No obstante, en el mercado actual los hay capaces de convertir en electricidad hasta el 23 % de la energía solar que reciben. Algunos de los más eficientes son los siguientes: SunPower (22,8 %), LG (21,7 %), REC Solar: (21,7 %), CSUN (21,2 %), Solaria (20,5 %).

 

> Coste total

 

Para tener una idea clara de los costes totales de una instalación de este tipo, es recomendable valorar el coste bruto de la entrada en explotación de la infraestructura y también el coste neto. Esto varía según la calidad y el tamaño de las placas seleccionadas. Por todo ello, la energía solar es un valor seguro para invertir. Además de una fuente ilimitada y limpia de electricidad, es fácil de instalar, mantener y desarrollar. Su producción no dejará de crecer en un futuro próximo, y, en suma, la rentabilidad de las placas solares irá en aumento. La gestión e innovación en empresas es un valor de futuro, y su rendimiento a largo plazo está asegurado.