post-image

Innovación empresarial ¿Cuál es el secreto del éxito?

Formación fecha 11 juliol 2019


La innovación es un concepto que ha ido ganando relevancia dentro del ámbito empresarial hasta alcanzar el destacado papel que tiene en la actualidad.

 

Actualmente, existen muchas organizaciones que basan su actual modelo de desarrollo en su capacidad para aportar nuevas soluciones a los problemas de siempre. Sin embargo, en el pasado, la creatividad ha supuesto el punto de partida para muchos empresarios conscientes del valor de un nuevo nicho de mercado o de un nuevo proceso productivo revolucionarlo.

 

 

LA IMPORTANCIA DE LA INNOVACIÓN EN LA COMERCIALIDAD

 

Pero ser innovadores no siempre tiene que ver con el ámbito productivo: las empresas aplican la creatividad para sortear los problemas asociados a su evolución y también buscan soluciones vanguardistas para dominar nuevos mercados o crear otros nuevos en función de un nuevo lanzamiento.

 

Asimismo, trabajar en esta línea para satisfacer mejor las necesidades del público puede aportar una ventaja competitiva importante. Especialmente si esa nueva vía de cumplir con los requerimientos de un determinado producto o servicio por parte de la sociedad adquiere un carácter diferenciador.

 

Como se puede inferir, aplicar la creatividad en este sentido supone, a veces, investigar de manera previa la realidad interna de la empresa en relación con su nicho de mercado y las novedades que tienen lugar en su seno. Tan solo a partir del minucioso conocimiento de esta triple entente es posible extraer un nuevo marco de actuación que ponga el foco en la innovación.

 

 

CONSEJOS PARA PONER LA INNOVACIÓN EN EL FOCO DEL DESARROLLO EMPRESARIAL

 

A continuación, se exponen algunos consejos básicos para crecer a base de innovación y creatividad.

 

Cultura corporativa

Este elemento goza de una carácter primario, ya que refiere la orientación de todas las piezas del aparato humano de una organización como el factor principal que impulsa las soluciones innovadoras tanto internas como comerciales.

 

Una determinada forma de tratar a los clientes o a los proveedores, o un nuevo enfoque comercial o mercadotécnico, son ejemplos derivados de un curso innovador que requiere de la intermediación de los recursos humanos para llevarse a cabo.

 

Actitud innovadora

Un poco en la línea del anterior punto, la actitud innovadora es la cristalización de los objetivos de innovación en todos los ámbitos procedimentales y de comportamiento que influyen en la toma de decisiones.

 

Así, afrontar el proceso ejecutivo con una mentalidad abierta (y ciertamente crítica), es la única forma de integrar nuevas líneas de decisión basadas en la aplicación de la creatividad. Esta capacidad por parte de la directiva de ser flexibles y estar abiertos al cambio permitirá a la empresa afrontar mejor la introducción en un nuevo mercado, por citar un ejemplo alineado con la línea expositiva principal.

 

Inversión

Establecer una nueva forma de actuar o desarrollar un nuevo producto que cubra una necesidad detectada como resultado de ese proceso de apertura requiere de la aplicación de recursos para facilitar su desarrollo. No obstante, este trabajo de ampliación del dossier propio desde la perspectiva innovadora no solo tiene en cuenta la viabilidad de un producto desde el punto de vista de la demanda, sino que aplica procesos creativos para reducir su coste e incrementar las probabilidades de éxito en la fase de lanzamiento.

 

La reducción de costes es, como se puede ver, otro objetivo que puede favorecer la comercialidad de un determinado producto o servicio.

 

En suma, la innovación supone, en ocasiones, asumir riesgos e investigar nuevas formas de evitar su influencia sobre la marcha del negocio. Aunque no siempre resulta fácil hacerlo desde la perspectiva habitual; por tanto, es muy conveniente contar con especialistas para afrontar este proceso de redescubrimiento organizativo con las mayores garantías.